Consejos para ahorrar gasolina

Tu coche resulta increíblemente útil para ir a cualquier parte, por lo tanto, siempre debe estar en buen estado. Para ello, no existe nada mejor que comprar tus repuestos en los desguaces online, porque disfrutarás de una gran comodidad para comprar, y de repuestos de alta calidad, para que puedas tener tu coche siempre en perfectas condiciones.

Sin embargo, si tu coche está en perfecto estado, también puedes seguir algunos consejos para que el consumo de gasolina sea menor mes a mes. De esta forma, no tendrás que gastar más dinero del necesario, y si te interesa ahorrar, entonces te invito a seguir leyendo.

¿Cómo ahorrar gasolina?

El consumo de gasolina en tu coche debe ser siempre eficiente, para que puedas disfrutar tener un menor coste al transportarte. Por esto, te invito a seguir estos prácticos consejos que te permitirán ahorrar hasta un 20% en el consumo de gasolina mensual:

Usa únicamente rutas eficientes

A pesar de que pueden existir muchas rutas conocidas, actualmente con la tecnología GPS podrás planear las rutas más eficientes. Esto hará que ahorres tiempo en tus desplazamientos, y podrás disfrutar de un consumo de gasolina mucho menor.

Por estos motivos, es indispensable que tengas siempre presente que, las rutas más cortas y eficientes serán las mejores para llegar a cualquier parte que vayas.

Evita el exceso de peso

Se estima que en los coches se pueden llevar cargas extra innecesarias, las cuales suman alrededor de 100KG. Si tenemos en cuenta que este peso puede ser otro pasajero, podrás consumir gasolina como si llevarás un pasajero extra en tu coche.

Esto hace que sea indispensable, hacer una limpieza de tu coche, y evaluar cuales son las cosas que realmente necesitas llevar. Deja en casa cuanto más puedas y así le quitarás esfuerzo al motor, haciendo que puedas tener siempre un consumo de gasolina mucho más bajo.

Mantén una velocidad constante

Debes tener en cuenta que el motor está diseñado para mantenerse en velocidades constantes y no para frenar y acelerar a cada momento. Por esto, es indispensable mantener una velocidad constante, que no vaya a subir las revoluciones por encima de las 2.500RPM.

Todos los cambios de marcha se deben hacer sobre estas RPM, para que puedas evitar tener un motor sobrecargado que estará consumiendo mucha más gasolina. De esta forma, podrá trabajar de manera eficiente y consumir menos combustible, haciendo que gastes menos dinero cada mes en tu coche.