Cuando cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es una pieza fundamental para el correcto funcionamiento de tu coche porque sin ella el motor simplemente no puede funcionar. En todo caso, si buscas repuestos de buena calidad y a un buen precio debes visitar desguacesgranada, porque te encontrarás las mejores opciones del mercado.

Pero, es probable que no sepas cuándo es el mejor momento para hacer el cambio de la correa de distribución de tu coche. Por este motivo, te he preparado este post para que puedas saber exactamente cuándo será el momento de hacer el cambio.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Cambiar la correa de distribución es muy importante en cualquier vehículo, y para saber cuándo cambiarla debes fijarte en los siguientes puntos clave:

Kilometraje

El kilometraje será fundamental en tu vehículo, en especial porque esta es una pieza que tiene una vida útil limitada. Los fabricantes de coches recomiendan que esta correa se cambie una vez cada 100.000 kilómetros para asegurar su rendimiento.

Si se conduce con una correa que ya está desgastada, podrías sufrir el riesgo de que se rompa en funcionamiento. Por este motivo, siempre será mejor que cambies la correa de distribución en los momentos indicados y así evites inconvenientes.

Pérdidas de tensión

Esta es una pieza muy delicada del motor que tiene que mantener una tensión adecuada para funcionar correctamente. Pero, puede que pierda su tensión cuando haces reparaciones por tu cuenta o llevas el coche a un taller que no está especializado.

En ambos casos, debes tener en cuenta que, si esta correa pierde su tensión, no podrá recuperarla bajo ninguna circunstancia. Por este motivo, será necesario cambiarla de inmediato si esto llega a suceder, lo que puede representar un coste bastante elevado en la reparación de tu vehículo.

Fugas en el motor

Es común que en el motor de tu coche se puedan presentar fugas, porque las mangueras del mismo se van desgastando con el paso del tiempo. En todo caso, estas fugas suelen ser de aceite o de líquido refrigerante, y deben ser reparadas de inmediato cuando son detectadas.

Cuando las repares, debes asegurarte de comprobar detalladamente el estado de la correa de distribución. Si ha sido afectada por las fugas, es probable que tengas que hacer el cambio de la misma de inmediato. De lo contrario, esta correa podría terminar por romperse rápidamente, debido a que estos líquidos producen un desgaste bastante elevado en tu coche.